logo Mario German

2018-11-19

Carta abierta al presidente del Banco Agrario

El objetivo es que estudie la posibilidad de adoptar los mecanismos, herramientas e instrumentos con los cuales cuenta el Banco Agrario para rehabilitar la capacidad productiva de los agricultores.

Carta abierta al presidente del Banco Agrario

Doctor Luis Enrique Dussán López, presidente del Banco Agrario:

Cuando el Departamento Nacional de Estadísticas – Dane – en coordinación con la Unidad Nacional del Riesgo, entregue el Registro Único de Damnificados por la ‘Ola’ invernal en el 2017, seguramente no se sorprenderá por el tamaño de la tragedia que afectó a 28 de los 32 departamentos del país y que dejó 3,5 millones de damnificados, de los cuales el 68% son personas dedicadas al agro.

Y no habrá asombro, porque como hombre vinculado al sector agrario, conoce de situaciones similares vividas en Colombia. Además, como integrante de la Comisión V de la Cámara de Representantes, ‘Asuntos agrícolas, naturales y ambientales’, impulsó ayudas a través del Fondo para el Financiamiento del sector Agropecuario, Finagro, de la cual fue su presidente hasta que asumió la dirección del Banco Agrario.

Por eso, sin dejar de pensar en mis compatriotas, y reconociendo que el gobierno nacional ya comenzó sus ayudas a través del Fondo de Solidaridad Agropecuario, me dirijo a usted, en nombre de las 2.180 familias que en el Valle del Cauca sufrieron afectaciones en sus cultivos, generando pérdidas por $9.120 millones en 36 municipios, según información suministrada por la Secretaría de Agricultura del departamento.

El objetivo es que la entidad  que usted orienta, estudie la posibilidad de condonar algunas deudas a los campesinos afectados o adoptar los mecanismos, herramientas e instrumentos con los cuales cuenta el Banco Agrario con el propósito de rehabilitar la capacidad productiva de los agricultores colombianos, incluidos los del Valle del Cauca.

Usted explicó, que cualquier medida al respecto deberá contemplarse teniendo en cuenta el impacto que ella generaría sobre el  saldo de la cartera bruta que en el 2016 fue de $13,14 billones de pesos – $1,5 billones más frente al 2015 (12,88%) -.

No obstante lo anterior, Señor presidente, el esfuerzo para redimir al campo vale la pena.  Es en este sector, el agro-colombiano, donde están sembradas las esperanzas, como uno de los motores, de la economía del posconflicto en el País.

Recuerdo que el banco ofreció importantes alivios a los afectados por la ‘Ola’ invernal 2010-2011. Los resultados en su aplicación fueron óptimos. Hubo una gran reactivación económica, al punto que, de no haber sido por el impacto invernal estaríamos hablando de un crecimiento económico del sector por encima del 3,5%, y de un aporte al Producto Interno Bruto – PIB – del 18% según cifras divulgadas en el balance financiero del Banco Agrario.

No olvide Dr. Dussán, que en el campo se consolidan en la actualidad 4 millones de empleos, generándose otros 134 mil nuevos puestos en el trimestre marzo-mayo de 2017, pese al crudo invierno.

Lo anterior, es motivo suficiente para que el Banco extienda nuevamente su mano al agro colombiano. Seguro estoy, que así seguiremos sembrando en favor de la paz que tanto anhela Colombia.

mensaje-icon-form

Suscríbete a nuestra newsletter,
ingresa tu corre electrónico.

subir