logo Mario German

2018-11-19

Ciudades para los vehículos

Es más grave ejecutar obras viales primero y luego aprobar el Plan Estratégico de Movilidad. Esto último es estar caminando sobre las nubes.

CIUDADES PARA LOS VEHÍCULOS

Como ciudadanos depositamos en los gobiernos locales, en este caso en los alcaldes, la responsabilidad de brindarnos facilidades para movilizarnos. Es así como creemos que todo está planificado y podremos llegar a nuestro destino con facilidad y en el tiempo previsto. Ir al trabajo, de compras, a un evento cultural o deportivo, o llevar a nuestros hijos al colegio son algunas de las eventualidades que se nos presentan constantemente.

¿Te has preguntado por qué la movilidad en tu ciudad no es eficiente y resultan ser tan traumáticos tus desplazamientos? La respuesta la vas a encontrar: hay ausencia de planeación estratégica.

Algunas ciudades utilizan los “Planes Viales” – herramienta de corto alcance – para manejar este tipo de situaciones, fortaleciendo construcción de vías en la creencia de estar brindando una solución.  Todo lo contrario, no se hecho cosa diferente que atraer más vehículos/motos. Esta es la causa de tanto tumbo. Ejecutar y ejecutar solo obras viales ha agudizado los problemas en la movilidad de las ciudades.

Esa es una visión equivocada, usada por los gobernantes de turno para hacer obras con el solo propósito de pasar a la gloria. El resultado es que la movilidad jamás mejorará cuando se privilegia a los vehículos particulares (carro/moto).

Al no existir un “Plan Estratégico para la Movilidad”, de largo alcance y para desarrollar en varios períodos constitucionales de gobierno, es común ver que el grueso de las inversiones no le apuntan a la cúspide de la pirámide de la movilidad: el peatón, la bicicleta y el transporte masivo. Entonces no hay “andenes para la gente” ni “ciclorutas/bicicarriles” para las bicicletas y las inversiones en “transporte masivo” no son las que le corresponden.

Se cree que invirtiendo en más vías o haciendo más anillos viales, se van a solucionar los problemas de movilidad de una ciudad. Todo lo contrario, se camina en la dirección equivocada. A más oferta de vías más motorizados (vehículos/motos) aparecen. Eso está demostrado.

Invertir por mostrar una gestión en movilidad, sin tener una carta de navegación – Plan Estratégico de Movilidad – que indique, con claridad, cuál es la secuencia coherente en la ejecución de obras, es tanto como un tiro al aire, pero es más grave ejecutar obras viales primero y luego aprobar el “Plan Estratégico de Movilidad”. Esto último es estar caminando sobre las nubes.

Así las cosas, se hace necesario poner en cintura a los gobiernos municipales y la propuesta es que desde el Congreso de la Republica se expida una ley que obligue a los entes territoriales, en este caso los municipios, a adoptar por la vía de acuerdo municipal su correspondiente “Plan Estratégico de Movilidad”. Sin esta herramienta la nación no podrá transferir recursos para la ejecución y/o desarrollo de los sistemas de transporte masivo de las ciudades que lo hayan propuesto.

mensaje-icon-form

Suscríbete a nuestra newsletter,
ingresa tu corre electrónico.

subir