logo Mario German

2017-05-11

La clase media

Hoy, pertenecer a la clase media es medio comer y medio vestirse. El profesional o técnico de este segmento económico vive del crédito.

La clase media Mario Germán Valle del Cauca

En su afán por justificar una reducción en el número de pobres en Colombia, el Banco Mundial hizo pública la noticia acerca de que la clase media ha crecido un 35% en el país. A renglón seguido, agrega la información que en los últimos 10 años el número de familias pertenecientes a la clase media ascendió de 10 a 14 millones.

Como si fuera poco, la aludida institución, manifiesta que más de un cuarto de la población colombiana se clasifica en el estrato tres, mientras nuestro Departamento Administrativo Nacional de Estadística – Dane – sostiene que, en el mismo periodo, 5 millones de compatriotas han salido de la pobreza.

Lo que no explican los directivos del Banco Mundial es que este tipo de informes, así presentados, buscan preparar el terreno para endeudar más al país con el pretexto de que los colombianos tenemos capacidad de pago. En otras palabras, quieren hacer aparecer mucha gente en la clase media, cuando sabemos que en realidad es ésta la que en Colombia está desapareciendo.

Hoy, pertenecer a la clase media es medio comer y medio vestirse. Para nadie es un secreto, que en gran medida, el profesional o técnico de este segmento económico vive del crédito y… ¡hasta de las apariencias!

Por eso, comparto la idea del Programa ONU-Hábitat que propone acabar con la estratificación en Colombia dejando a un lado el calificar la condición social de los colombianos con base en las apariencias. Es más real una clasificación cuando se focaliza la atención en las personas teniendo en cuenta: su condición social, sus posibilidades laborales y hasta la forma cómo el éxito es esquivo pese a tener las condiciones para salir adelante.

Creo que este modelo de clasificación social por estratos, se ha convertido en un estigma para las personas. Algunas son tratadas según la fachada del sitio en el cual habitan. Otras localizan su vivienda en el estrato cuatro y viven con las necesidades del estrato dos, no pudiendo acceder injustamente, por este motivo, a los subsidios sociales del Estado.

Soy un convencido que actuando con diligencia es posible adoptar una Política Publica que vigorice a la clase media con estrategias de fortalecimiento a la economía, impulsando la construcción de obras públicas de gran envergadura, ampliando las posibilidades de más cupos en las universidades públicas, mejorando el uso de los recursos de ahorro financiero y reduciendo las tasas de interés de la banca.

Resumiendo, la idea es diseñar e implementar estrategias que beneficien a la sociedad en su conjunto, que generen más oportunidades laborales, mejor salud, más educación, más desarrollo de capital humano, y por supuesto más equidad social entre otros aspectos.

mensaje-icon-form

Suscríbete a nuestra newsletter,
ingresa tu corre electrónico.

subir