logo Mario German

2017-05-11

Colombia: un país que viola y mata a sus niños

En lo que va corrido de 2017, Medicina Legal ha practicado aproximadamente 4.400 exámenes médicos a niños de entre 0 y 16 años tras denuncias de abusos sexuales.

Colombia un país donde se violan y matan a sus niños?

En Armero, las autoridades descubrieron y revelaron el pasado 22 de abril de 2017 que Sarita, de apenas 2 años, había sido abusada y posteriormente asesinada. En Bogotá, una niña de 13 años resultó embarazada de su padrastro de 62 años, quien la amenazaba para presionar su silencio.  En Montería, dos niños de 7 y 10 años, que eran utilizados como atractivo sexual, fueron rescatados por la Policía de Infancia y Adolescencia.  A estos casos se suma el de la niña Yuliana Samboní, violada y asesinada en Bogotá en diciembre pasado.

En la mayoría de los casos, el común denominador es que quienes comenten este tipo de abusos, son familiares o personas cercanas, con el agravante que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar es conocedor del alto grado de indefensión de nuestros menores en el país. Su actuación es, por decir lo menos, apática.

En lo que va corrido de 2017, Medicina Legal ha practicado aproximadamente 4.400 exámenes médicos a niños de entre 0 y 16 años tras denuncias de abusos sexuales.  Es decir, 48 por día. Lo más triste es que no obstante la dureza de las nuevas leyes que imponen penas hasta de 60 años de prisión y sin beneficios a los culpables, las cifras no se reducen, luego esta no es la solución.

Frente a esta indignante ‘ola’ criminal, habría que preguntar: ¿está inscrita en los genes la violencia irracional de los algunos colombianos? O, ¿es cuestión de formación desde la base familiar?

No hay que desconocer que hay fallas en la administración de justicia, y negligencia en las entidades estatales que tienen la responsabilidad de la protección de los derechos de la infancia. Pero la almendra del asunto es otra.  Es la formación del ser humano desde el hogar.

Por todo lo anterior, urge desde el alto Gobierno y el Congreso de la República, la gestación de una profunda reforma al sistema de protección a los menores.

La ruta para detener el maltrato debe tener dolientes, es en principio el Ministerio de la Familia y la Protección Social el llamado a proponer y el Congreso a aprobar las reformas necesarias. Pero le corresponde a los Centros de Desarrollo Infantil, que operan desde hace 8 años en el país, implementar de manera coherente e integral la nueva estructura que nazca para defender a nuestros niños.

No permitamos que en el país se continúe maltratando y/o asesinando a los niños ante la mirada impávida del conjunto de la sociedad colombiana.

Basta ya! Hagamos algo! No seamos cómplices de la construcción de un país inviable.

 

 

mensaje-icon-form

Suscríbete a nuestra newsletter,
ingresa tu corre electrónico.

subir